Lunes, 25 Septiembre 2017

 Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en LinkedInYoutube

FacebookTwitterLinkedin

ACTUALIDAD / SOCIOS / REDUR

NoticiaRedur

Raúl y Alberto Lozano son presidente y director de Redur, asociado del Club desde enero de 2000. Una compañía que lleva más de 40 años innovando y con una filosofía de trabajo y un equipo humano orientado a la excelencia de procesos y comprometidos a obtener unos elevados estándares de calidad. Que recientemente, en junio de este año, renovaron el Sello de Excelencia Europea EFQM 400+, tras superar con éxito la evaluación realizada por Bureau Veritas.


Una empresa familiar cuyos valores son la marca de la casa. Fundada en 1973, con sede en el municipio de Algete, Redur es el barco perfecto capitaneado por los perfiles complementarios de los hermanos Lozano, segunda generación al frente de la misma. Una combinación perfecta pues como cuenta Alberto Lozano: “Yo estoy más involucrado en la gestión de la compañía y mi Raúl se encarga de las tareas más institucionales y de las relaciones externas”.


Redur factura 130 millones de euros, cuenta con una plantilla de 2.000 empleados y una flota de mil vehículos. El equipo humano que forma esta organización es, sin duda, la base de la misma. Decisiones rápidas, coordinación de equipos, liderazgo de proyectos, espíritu de superación y motivación constante son cualidades que en Redur han potenciado desde sus inicios. Con el claro objetivo de contar con un equipo capaz de aportar soluciones ágiles, eficientes y con una completa vocación hacia altos niveles de calidad en el servicio.


La familia, la calve de todo
Entraron a formar parte activa de la empresa en 2001, donde empezaron a aclimatarse a él, no es hasta el 2006 cuando empiezan a desempeñar sus actuales cargos y su padre el de presidente honorífico. Para que una empresa familiar funcione de una manera adecuada es importante saber gestionarla y para ello en Redur hay un protocolo familiar en el que están bien definidas todas las cjuestiones relativas al gobierno de la empresa. “Es una manera de evitar conflictos familiares a la hora de la toma de decisiones clave sobe la gestión”, aclara Raúl.


La clave es mantener la armonía familiar con el fin de perpetuar el proyecto que sus padres comenzaron hace 43 años. “Es fundamental dar a conocer la empresa a las generaciones venideras, para que se familiaricen con ella. Así, en un futuro podrán decidir si quieren o no implicarse en el proyecto”, comenta Raúl Lozano.
Para el Club es siempre una satisfacción comprobar que, sus organizaciones asociadas mantienen latente ese espíritu excelente de superación, talento y mejora que Redur, como ejemplo de empresa familiar, desempeña en su día a día.

Para más información sobre Redur, pincha aquí.

Escribir un comentario

FacebookTwitterLinkedin
UA-30032400-1