Jueves, 23 Noviembre 2017

 Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en LinkedInYoutube

FacebookTwitterLinkedin

ACTUALIDAD / SOCIOS FUNDADORES /CAIXABANK

CaixaBank

Una trayectoria de un cuarto de siglo, como la que cumple el Club, es tiempo suficiente para hacer un balance de actividad desde la perspectiva adecuada. Y lo cierto es que la intuición que guió a los impulsores de esta magnífica iniciativa a favor de la excelencia y la calidad en gestión empresarial se ha demostrado acertada.

Han sucedido muchas cosas durante los últimos 25 años. La globalización ha extendido su impacto del nivel macroeconómico, hasta los aspectos más cotidianos de los hábitos de las personas. A su vez, la gestión empresarial ha hecho evidente la necesidad de apostar aquellos valores que consiguen crear un vínculo de confianza entre la organización y sus clientes: la calidad, el liderazgo, la innovación, la agilidad, el talento… En definitiva, aquellos valores por los que trabaja el Club y con los que CaixaBank se siente enormemente identificado.

Desde el momento de su creación, CaixaBank fue consciente de la aportación que una iniciativa como ésta podía realizar en el panorama empresarial español y decidió apoyar, como entidad socia, el proyecto.  La apuesta por el fomento de la excelencia encajaba con los valores fundacionales de la entidad: calidad, confianza y compromiso social.

El origen de CaixaBank se remonta a 1904, con la creación de la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros de Cataluña y Baleares, y desde entonces, la misión se ha mantenido inalterable. Históricamente, el modelo de negocio de la entidad ha estado basado en la vocación de servicio a sus clientes y ésta ha sido la clave de su éxito.

Cuatro años después de iniciar su actividad, en 1909, “la Caixa” abría sus dos primeras sucursales: en Igualada y en Girona. En 1913, el Conejo Directivo acordó iniciar las actividades en las Islas Baleares, abriendo una sucursal en Palma. En 1933 empezó a funcionar la primera sucursal en Madrid y dos años después se iniciaron las operaciones en la sucursal de Andorra. Actualmente, CaixaBank cuenta con más de 5.000 oficinas.

A lo largo de todos estos años, el propio concepto de oficinas se ha ido transformando al ritmo de la demanda y de las necesidades de los usuarios. Cada vez más, las oficinas financieras se convierten en centros de asesoramiento, con servicios y especialistas a medida de los distintos perfiles de cliente. En este sentido, durante la primera década del siglo XXI, CaixaBank inició la apertura de oficinas especializadas en empresas, banca corporativa y banca privada. Más recientemente, siempre teniendo en cuenta la necesidades de los clientes para adaptar la propuesta de valor a sus expectativas, la especialización se abrió al sector agrario, con las oficinas AgroBank, y a los clientes internacionales residentes en España, con HolaBank.

Por otro lado, CaixaBank abrió en 2014, en la avenida Diagonal de Barcelona, su primera Ofician A, un nuevo concepto de oficina bancaria creado a partir de diversos test con clientes, empleados y personas no clientes sobre cómo querían que fuera la oficina del futuro.

La proximidad al cliente no es sólo presencial, sino que en Caixabank ha liderado en España la creación de nuevos servicios financieros basados en las nuevas tecnologías, para permitir a los clientes acceder al servicio que necesitan desde cualquier lugar. La entidad ha sido pionera en nuevas tecnologías, con hitos como la instalación del primer ordenador en el sector financiero, IBM 1410, el cual permitió la automatización offline de los procesos de ahorro, cuentas corrientes y otras operaciones; la instalación del primer cajero automático en 1980; el lanzamiento de los sistemas de pago contacless (sin contacto) en 2012, y la creación del primer banco mobileonly-imaginBank, en 2015.

Este esfuerzo continuado en la calidad y en la orientación al cliente han valido a la entidad reconocimientos como el Sello de Excelencia Europea EFQM y la obtención del premio EuromoneyBest Bank Spain 2015, entre muchos otros. Pero, sin duda, el mejor premio par CaixaBank es conseguir ganar, cada día, la confianza de sus casi 14 millones de cliente.

Escribir un comentario

FacebookTwitterLinkedin
UA-30032400-1