Viernes, 24 Noviembre 2017

 Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en LinkedInYoutube

FacebookTwitterLinkedin

VISIBILIDAD / SOCIOS / UNIVERSIDAD CAMILO JOSÉ CELA

CNSE” width=

Nuestro socio la Universidad Camilo José Cela, lanza el Grado de Empresa y Tecnología. Este nuevo curso es una novedad porque combina la gestión, innovación, internacionalización y sistemas de la información para ofrecer una visión más adaptada a la realidad tecnológica en la que vivimos. Además, el Grado contará con casos prácticos reales con el objetivo de preparar al alumno con los conocimientos necesarios para poder desenvolverse en el mercado laboral.

Hemos entrevistado a Francesco Sandulli, Vicerrector de Innovación de la Universidad Camilo José Cela, que nos ha explicado, entre otras cosas, los beneficios de cursar este Grado.

¿Con qué finalidad se crea este Grado de Empresa y Tecnología que comenzará en los próximos meses?

El Grado de Empresa y Tecnología de la Universidad Camilo José Cela es el primer grado realmente concebido y diseñado para dar solución a las dificultades de las empresas para encontrar profesionales realmente capaces de liderarlas en el proceso de transformación digital. Además, hemos creado otros grados novedosos vinculados a la transformación digital de la sociedad como el Grado en Artes Digitales, para desarrollar profesionales creadores de contenido omnicanal, Grado en Comunicación, para formar profesionales eficaces en la definición de estrategias de transmisión omnicanal de contenido, Grado en Gestión Urbana, vinculado a la solución de problemas de las ciudades inteligentes.

¿Qué necesidades cubre que sean novedosas con respecto a otros grados? 

Para diseñar el Grado de Empresa y Tecnología, lo primero que hicimos es preguntar a diversos directivos de las principales empresas de este país cuál era el perfil que necesitaban para afrontar la transformación digital de las organizaciones. El resultado de este proceso fue que realmente las soluciones que dan otras universidades como graduados en Matemáticas o Graduados en ADE e Ingeniería Informática o Graduados en ADE con algún conocimiento informático no cubrían la necesidad real de las empresas españolas. Éstas necesitan un perfil que sea capaz de entender las oportunidades de la tecnología para poder plantear soluciones de negocio en sus empresas. Es decir, El Graduado en Empresa y Tecnología de la Universidad Camilo José Cela es un profesional capaz de utilizar la tecnología para  plantear  nuevos modelos de negocio, nuevas relaciones con los clientes, nuevos procesos de toma de decisiones, nuevos enfoques ágiles en el diseño de productos o en la entrada en nuevos mercados, nuevas tácticas de construcción de marca en entornos digitales.

 ¿En qué cree que este Grado puede contribuir a la mejora de la gestión de las empresas?

Entramos en una nueva revolución industrial en el que las máquinas van a sustituir muchos puestos de trabajo. La paradoja a la que responde el Grado en Empresa y Tecnología es que en este mundo de máquinas, el talento se convierte en una herramienta fundamental en la creación de ventaja competitiva. La ventaja radica en cómo el talento utilizará la tecnología, no tanto en la tecnología en sí. Las empresas están desarrollando modelos de negocio cada vez más flexibles, innovadores y globales.

El desarrollo de talento global lo estamos materializando en inmersiones que realizan nuestros estudiantes cada año en un continente distinto. El desarrollo de talento innovador se está realizando a través de la asignación, desde el primer año, de proyectos reales de empresas en los que los alumnos aprenden a gestionar procesos de innovación ágil en nuestro Design Lab, y aprenden a gestionar nuevos canales de relación con sus clientes y a gestionar la identidad online en nuestro MediaLab. El desarrollo de talento flexible implica a todos los alumnos de la UCJC independientemente del grado que estudien, ya que a través del programa de aprendizaje la Colmena desarrollan competencias transversales relacionadas con la tecnología, el pensamiento crítico, la comunicación y la relación en entornos internacionales, la responsabilidad social de las empresas, el emprendimiento y el trabajo en equipo y los valores del deporte. 

¿De qué manera cree que la universidad se está adaptando a las nuevas necesidades de las empresas?

En la Universidad Camilo José Cela entendemos que las universidades españolas, incluso las de mayor prestigio, se están quedando atrás respecto a las necesidades de la sociedad. Por esto estamos llevando a cabo una pequeña-gran revolución en el sector educativo para garantizar que al menos nuestra universidad sea lo suficientemente ágil para intentar estar a la altura de la sociedad. Para ello estamos trabajando codo con codo con varias empresas en la detección de necesidades de perfiles para un horizonte temporal a medio largo plazo.

Una vez detectadas las necesidades, las empresas se corresponsabilizan junto a nuestra universidad en el desarrollo del talento que necesita este país, a través de distintas iniciativas, como los programas de becas corporativas que financian junto a la Universidad los estudios completos de estudiantes de bachillerato brillantes, tal y como estamos lanzando con Deloitte, los proyectos de cocreación innovadora con los que alumnos, profesores y trabajadores de las empresas que crean equipos conjuntos para diseñar nuevos productos o nuevos procesos para afrontar problemas reales de empresas como IBM, Telefónica o Everis, o los programas de mentoring en los que las empresas tutelan el desarrollo educativo y profesional de nuestros estudiantes.

En una sociedad como la actual, que está en constante cambio, debido en gran parte a la influencia tecnológica, ¿cuáles cree que son las ventajas e inconvenientes de esta “dependencia”?

La constatación del proceso de cambio acelerado que experimentamos nosotros y vivirán nuestros estudiantes ha sido una de las principales razones por las que nos hayamos decidido a transformar la Universidad Camilo José Cela. Por eso, en la UCJC intentamos evitar la creación de perfiles dependientes de una tecnología específica, sino profesionales flexibles que sepan gestionar el cambio, la innovación, la incertidumbre y el riesgo. Para ello, nuestra función principal es dotarles de herramientas para afrontar el cambio como las que adquieren en el programa la Colmena. Por tanto, para alargar la carrera profesional de nuestros estudiantes, evitamos la tentación de formar superespecialistas en conocimientos que antes o después tendrán fecha de caducidad. Simplemente, nos centramos en dar a nuestros estudiantes los conocimientos tecnológicos necesarios para afrontar sus primeras etapas laborales.

En este contexto, las palabras claves son cocreación y corresponsabilidad universidad-empresa en el desarrollo de talento, si las empresas y las universidades entienden la simbiosis entre ambas no veo inconvenientes, sino solo ventajas en la relación con las empresas.

Escribir un comentario

FacebookTwitterLinkedin
UA-30032400-1